Primeros resultados fotográficos

>> English version

La semana pasada comentamos la posibilidad de ir moviendo el proyecto en algunos lugares por Holanda y todo empieza a cobrar una vida creativa increíble. Justo una semana después de nuestro encuentro, Ángel empieza a dar vueltas a la realización del audio, y después de un par de días decide que debe de ser algo muy concreto, casi alla Schaeffer. El espacio, las coordenadas, el bon sens… todo lo va reclamando el proyecto por sí mismo.

Ángel le pasa a Joselu en mp3 un primer boceto en estéreo -el original es a cuatro canales-, al cual sorprendentemente sólo le queda por hacer unas ligerísimas correcciones de volumen. Joselu le pregunta a Ángel si añadirá algún instrumento, entonces Ángel sienta la dimensión estética del asunto: cuanto más desnudo, mejor. Esto lo celebramos un montón, porque las fotos si cabe son todavía más desnudas y ricas que los audios. Joselu comenta al resto que ya tiene las fotos preparadas y que nos las manda por internet.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ninguno aún nos podemos hacer la idea del resultado estético real en sala junto con las imágenes dinámicas de Beatriz, el sonido inmersivo de los cuatro canales… pero todo ello nos estimula aún mucho más la imaginación. Una de las ideas es trasladar el espacio acústico del taller al espacio expositivo por medio de la instalación sonora. En un principio, pensamos el audio aparte, utilizando cuatro altavoces independientes… Más adelante se le ocurre a Beatriz utilizar el sistema de audio de los monitores de TV, lo cual reduce ostensiblemente los medios, pero surge el nuevo problema de la sincronización de las pistas de audio entre sí. No queremos usar laptops ni nada que pueda hacer complicada la simple puesta en marcha diaria. Entonces Ángel plantea el audio como algo azaroso, en donde los cuatro canales vayan interpolándose a su libre albedrío, en una especie de composición deslizante quasi-infinita.

Esta es una pequeña muestra del material:

Por otro lado, las nuevas -y no tan nuevas- pantallas LCD son una maravilla en cuanto al ahorro de recursos. Con un simple pen-drive que porte el vídeo se dice adiós a un montón de cables, aparatos DVD -siempre tan anti-estéticos-, y un sinfín de problemas, incluidos los desajustes mecánicos de los aparatos de reproducción. Desde el principio lo tuvimos claro, además de poder integrar las pantallas en la pared, como si fueran cuatro fotos más. Hoy prácticamente todas las TV planas tienen la opción de reproducción de archivo de vídeo vía USB. Particularmente nos encantan estos chismes con tantas cositas:

Anuncios

First photographic results

>> Versión en español

Last week we discussed the possibility of presenting the project in several venues in The Netherlands.  This is starting to become really interesting creatively. Just a week after our meeting, Ángel starts to plan the sounds, and two days later he decides that the sounds should be something concrete, almost alla Schaeffer. The space, the coordinates, the bon sens… all this is something the project seems to demand by itself.

Ángel sends Joselu a first stereo draft in mp3 format – the original has 4 channels-,  which needs slight volume corrections only. Joselu asks Ángel if he intends to add instruments to the audio. It is then when Ángel realizes about the aesthetic dimensions of the work: the barest, the better. This decision was something we all applauded: the pictures are (if possible) more straightforward than the audio, but also richer. Joselu tells us that the pictures are ready, and sends them via internet.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

At this point, none of us is able to envision the final result combining the pictures with Beatriz´s dynamic videos, Ángel´s immersive four-channel sounds… but this stimulates our imagination even more. One of the ideas was to transport the workshop´s acoustic space into the exhibition space by creating of a sound installation. At the beginning, we planned a separate audio installation with four independent speakers… Later on, Beatriz came up with the idea of using the sound system integrated in the TV screens, something which significantly reduces the amount of devices needed. But then there was the problem of synchronizing audio and video. We did not wish to use laptops or anything which could make the starting up process of the installation difficult. Ángel decides that the sounds should be something eventful, in which the 4 channels interpolate randomly, in a kind of an almost endless sliding composition.

A small sample of the material:

On the other hand, we found the new – and not that new – LCD screens absolutely wonderful,  in the sense that they help us spare many resources. A simple pen-drive containing the video file is enough to say goodbye to cables, DVD players (always unsightly) as well as to an endless number of technical difficulties, including the eventual mechanic mismatch among the different playback devices. Today, almost any flatscreen TV can play video files trough USB. We absolutely love these things: