Raphaël

>> Versión en español

Raphaël Simon is a sensational guy. We met via Internet about a year ago, and few weeks later, late July, we met in person in Paris. He told me that he likes my music very much, particularly my piece Punto Intenso contra Remisso,and that it would be great if I could find some time to write something similar for percussion set and electronics. I had been thinking about undertaking my second project about music and architecture for some time already, so this was a natural step. By the end of August, we agreed the compositional stages for the piece, with the Gaudeamus Interpreters Competition, which would take place in Amsterdam in April 2011, as our goal.

Qumran B is dedicated to Raphaël, and is the third and last piece of theDK<qumran> series; however, it was the first one to be completed, middle of march this year. You see, I like to put the cart before the horses. The reason of this is a series of practical circumstances (a long story) from which we extracted some interesting aesthetic and creative conclusions.

We rehearsed Qumran B several days before Raphaël´s participation in this competition, in the BEA6 study of the Instituut voor Sonologie of The Hague. Working with Raphaël was a highly gratifying experience, and I learned a lot:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

The day of the rehearsal was great. Our morning started with the transportation of a lot of heavy stuff into the Insituut – you wouldn´t believe the amount of things that can fit inside Raphaël´s car! – From time to time, the concierges sneaked a look at us, and when the time came to move the set of paella dishes, they could not help bursting into laughs… They thought they had seen everything!

As an anecdote, I can tell I had to start Qumran B twice before I started to write the definitive version, which I finished by the end of February, beginning of March. I had been thinking about the possibility of incorporating several levels of notation based on the Gregorian neumes. The first version was literally swallowed by Raphaël at first sight reading, so he wrote me an e-mail asking me -very prudently- if I might write something more suitable to the level of difficulty expected in an interpreters competition. I replied that this first version was written with the aim of creating an accessible writing etc, but nevertheless I granted his request. I restructured the piece from top to bottom, from the notation style to the materials´ essence, until the point of developing a complexity which we could describe as “notably different” as to the previous version. Raphaël congratulated me with a very enthusiastic and very big “bravo”, and we did not speak about this until our next meeting in The Hague, some days before the competition. It is then when I realized my friend´s great musical potential: he was able to prepare the piece – including electronics- in just one rehearsal.  Qumran B is a quite demanding and difficult piece, if we take into account the several representativity layers mentioned above, the amount of polyrythmics hidden in every note, and also that the piece is very gymnastic as to gestures, or the simultaneous vocal interpretation of fragmented verses, all of it combined with an electronic track lacking any chronometric reference whatsoever. At the end of this extremely intensive working session, he confesses us that his first exclamation when he studied the finished score for the first time was: “But what kind of madness has this guy written?”. Raphaël is able to play the piece at this level of madness, so we´re really delighted.

Raphaël

>> English version

Raphaël Simon es un tipo sensacional. Nos conocimos virtualmente hace alrededor de un año, y a las pocas semanas, como hacia finales de junio del año pasado, ya estábamos encontrándonos en París. Me comenta que le gusta mucho mi música, especialmente mi Punto Intenso contra Remisso, y que le encantaría que yo pudiera encontrar tiempo para escribir algo así para set de percusión con electrónicas. Yo llevaba un tiempo gestando la idea de acometer mi segundo proyecto de arquitecturas, así que todo confluyó con naturalidad. A finales de agosto, ya estábamos acotando las fechas de composición de la pieza, y lo centramos para el Festival Gaudeamus de Intérpretes – Ámsterdam en abril de 2011.

Qumran B, la tercera y última de las piezas del ciclo  DK<qumran>, fue finalizada a mediados del pasado marzo. La pieza está dedicada a Raphaël y ha sido la primera composición de la serie en ver la luz -¡bonito constructor estoy hecho, que empiezo la casa por el tejado!-. Esto ha sido así por una serie de circunstancias prácticas largas de describir, de las cuales naturalmente sacamos también rendimiento estético y creativo.

Ensayamos Qumran B varios días antes de la participación de Raphaël en Ámsterdam en el estudio BEA6 del Instituto de Sonología en La Haya. Trabajar con él fue una experiencia altamente gratificante donde aprendí mucho:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El día del ensayo fue realmente delicioso. Empezamos la mañana transportando dentro de las instalaciones del instituto un montón de aparatos -¡es increíble la cantidad de cosas que pueden caber en el coche de Raphaël!-. Los conserjes, entretanto, observaban con disimulo, hasta que llegó el turno de las enormes paelleras que trajo Raphaël desde Strasbourg para ser probadas dentro del set -la más pequeña como para 6 raciones-, cuyo asombro no pudieron contener los conserjes, presos de la hilaridad… ¡Creían que lo habían visto todo!

Como anécdota contar que Qumran B tuvo un par de conatos de arranque antes de su versión definitiva, la cual fue finalizada como hacia finales de febrero, principios de marzo. Estuve dándole vueltas a la posibilidad de incorporar varios niveles de notación que arrancasen de la idea del neuma gregoriano. La primera versión de la obra fue literalmente deglutida por Raphaël a primera vista, así que pronto me escribe un e-mail pidiéndome muy prudentemente otra cosa más ajustada a la dificultad propia de un concurso de interpretación. Yo le comento que esta primera versión fue escrita pensando en una escritura accesible, etcétera, pero que no obstante accedo a su ruego. Reconvierto de arriba abajo tanto el estilo de notación como la propia esencia de los materiales de la pieza, hasta el punto de desarrollar una complejidad podríamos calificar de notablemente diferente respecto a la versión anterior. Raphaël me felicita con un muy entusiasta y mayúsculo “bravo” y no volvemos a hablar del tema hasta nuestro encuentro en La Haya días antes del concurso. Es entonces cuando me doy cuenta del potencial musical de mi amigo, quien fue capaz de montar la pieza en una sola sesión de ensayo -electrónica incluida-. Qumran B es muy exigente y bastante complicada, habida cuenta de los ya mencionados diferentes planos de representatividad, multitud de poliritmias escondidas entre las notas, pero también por cuestiones como que la pieza es muy gimnástica en cuanto a la gestualidad, o la interpretación vocal simultánea de diversos versos fragmentados, todo ello en combinación con una electrónica sin referencia cronométrica alguna – y a veces incluso metronómica… -. Al finalizar la intensísima sesión de trabajo, nos confiesa cuál fue su primera exclamación cuando examinó la partitura finalizada: “¿Pero qué clase de locura me ha escrito este tipo?”.  Él lo toca a ese nivel de locura, así que encantados.

DK qumran

>> English version

DK qumran es una serie audiovisual interdisciplinar de tres piezas in progress por Ángel Arranz con la colaboración de la artista visual Beatriz del Saz, combinando visualizaciones en vivo, arquitectura y música. El recital consiste en la proyección de visualizaciones de interior a tiempo real sobre una gran pantalla durante la ejecución de las piezas de música electrónica [tanto con electrónica en combinación con instrumentos en vivo como en formato fijo], la cuales se difunden en el espacio a través de un conjunto de altavoces alrededor del público. El propósito de este conjunto es crear sensación de espacialidad.

Tanto el vídeo como la música están basadas en la arquitectura Bodegas Qumrán [ES]. La bodega se encuentra en la prestigiosa Milla Dorada de la Ribera del Duero, posicionada sobre una pequeña colina muy agradable y soleada llamada ‘El Cerro de las Bodegas’, rodeada por un viñedo de 4.5 hectáreas. El edificio, obra del estudio de arquitectura español Konkrit Blu, es una íntima construcción en hormigón, la cual combina con éxito el diseño futurista con la belleza, tranquila y intemporal de los pasajes vitivinícolas castellanos.

La primera de esta serie de obras es Qumran, para saxo bajo, electrónicas y visualizaciones en vivo, y está dedicada a Josetxo Silguero. Qumran B, para set de percusión y electrónicas, está dedicada a Raphaël Simon. La coherencia de estas disciplinas -arquitectura, visualización en vivo y música-, tanto a nivel de concepto como a nivel fáctico que se relaciona con el “material”, se esfuerza por crear una experiencia única para el público: vídeos abstractos creados en tiempo real, puesta en escena del saxofón bajo (siendo éste un “raro” instrumento clásico/moderno), y un detallado sistema de amplificación alrededor de los asistentes. En el centro del ciclo se encuentra De la luz y del espacio, una pieza electrónica a ocho canales.

www.thedkprojection.com/en/projects/qumran.html

www.konkritblu.com  

www.bodegasqumran.es

DK qumran

DK qumran is an interdisciplinary audiovisual series of three works created by Ángel Arranz with the collaboration of the visual artist Beatriz del Saz, and which combines live visuals, architecture and music. The show consists in a projection of real-time generated visuals and a recital of electronic music [live and fixed media]. The music is played through a set of speakers surrounding the audience. The purpose of this set is to create a feeling of spatiality.

Both video and music are based on the architecture of Bodegas Qumrán [ES]. The winery is located in the prestigious Golden Mile of Ribera del Duero, positioned on a small hill with gentle and sunny slopes called ‘El Cerro de las Bodegas’, surrounded by a vineyard of 4,5 Ha. The building, a work by the Spanish architecture studio Konkrit Blu, is an intimate concrete construction, which successfully combines futuristic design and the tranquil, timeless beauty of Castilian wine landscapes.

“Qumran” is the first work of this series. This piece for bass saxophone, electronics and live visuals, is dedicated to Josetxo Silguero. Qumran B, for percussion set and electronics -the last of the pieces of the series- is dedicated to Raphaël Simon.The coherence of these disciplines -architecture, live visuals and music- as a concept and as fact related to the ” material”- strives to create a unique experience for the audience: abstract videos created real-time, the spectacularity of the bass saxophone (this being a rare classical/modern instrument), and a detailed PA system surrounding the audience.

www.thedkprojection.com/en/projects/qumran.html

www.konkritblu.com  

www.bodegasqumran.es